¿Deseas una Xbox One X y no sabes que Tv le sacará el mejor rendimiento? En este artículo te informamos sobre la tecnología: OLED y QLED


Es muy probable que muchos de nosotros, después de la activación de las reservas de Xbox One X, nos enfrasquemos en una nueva empresa y es la de buscar una nueva pantalla con la que intentar sacar el máximo provecho a la consola. Un camino que, si no están al día en cuestiones técnicas sobre pantallas, puede resultar más complejo de lo esperado. Comprar una nueva TV que se encuentre a la altura de Xbox One X es una inversión económica importante, por lo que la decisión debe meditarse un poco. En esta ocasión nos parece interesante hablar sobre las diferencias entre los paneles OLED y QLED

Una de esas dudas posiblemente os ha llegado al ver los términos que han surgido los últimos meses para referirse a los diferentes tipos de tecnología que emplean las pantallas. Hasta no hace mucho las pantallas LCD-LED se habían convertido en el estándar. Una tecnología que estaba dando, y que sigue, buenos resultados, pero para la que han comenzado a aparecer sucesoras. Las pantallas OLED parecen su relevo natural. A diferencia de los LCD-LED, los paneles OLED cuentan con su propia iluminación. Es decir, no necesitan de una fuente de iluminación externa, que los televisores LED suelen incorporar en la parte trasera del panel. Son por tanto pantallas más finas estéticamente.



Y a nivel técnico, el poderío de la tecnología OLED reside en la capacidad de que cada pixel se retroilumine por sí solo, consiguiendo así una pureza máxima en negros, ya que gracias a eso el pixel negro será siempre un pixel completamente apagado que no se verá afectado en ningún momento por la luz de otro pixel encendido colindante. Esto, a parte de otorgarnos negros puros y blancos relucientes, también nos ofrece unas tonalidades de color lo más realistas posibles así como mayores niveles de contraste. Los colores resaltaran más y serán más puros en los televisores OLED.

Resultado de imagen para xbox one x qled

Resumiendo, la OLED es una tecnología más cara, pero ofrece mejoras consistentes. Pero no se preocupen si no dispones de un presupuesto muy amplio, porque las televisiones LED continúan siendo una buena elección, más, como es lógico, si vienen acompañadas de otras cualidades.

QLED vs OLED

También existe ahora en el mercado una tercera opción que ha llegado de la mano de Samsung: los paneles QLED. Los QLED, en resumen, vienen a ser paneles LED mejorados gracias a la tecnología de los nanocristales, técnicamente conocida por el ya famoso nombre de quantum dot. Continúan necesitando de esa fuente externa de luz, pero consiguen mejoras notables en comparación con la tecnología LED. Principalmente la tecnología QLED consigue simular ese ”apagado y encendido” de los pixeles de la OLED a través de los nanocristales, consiguiendo así mejorar notablemente el contraste y el brillo de los paneles LED tradicionales, ofreciendo un color incluso más potente de los que pueden ofrecer las OLED. Eso sí, los negros puros siguen siendo, de momento, algo exclusivo de la tecnología OLED.

En resumen, los paneles QLED de Samsung podríamos decir que no son más que la respuesta comercial de la marca coreana a la tecnología OLED de la cual LG tiene la patente, otras marcas como Philips y Sony han pasado por caja y comercializarán sus propios paneles OLED, pero sin embargo Samsung pretende dejar de lado el ”negro puro” de su mayor competidor y seguir trabajando por sacar al mercado su propia tecnología. De momento, QLED es inferior a OLED, algo que tampoco se está reflejando considerablemente en el precio de los televisores de ambas tecnologías.

Conclusión
Nosotros nos quedamos con las pantallas OLED. Son las más caras pero también, creemos, donde mejor se aprecia la mejora visual en relación a la diferencia de dinero invertido, y donde más provecho vamos a sacar a nuestra Xbox One X. Aun así es interesante que valoréis las otras dos opciones, y sobre todo, el resto de características de la televisión.





Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario